El hombre en la búsqueda de una vida más sana y natural, se está remontando en muchas de sus costumbres a aquellas que tenían las civilizaciones pasadas, usando como fuente de bienestar los productos naturales.

Esta sabiduría popular que se trasmitía de generación en generación ahora forma parte de la investigación científica y del uso doméstico.

Las terapias naturales son reales, fueron son y serán una vía preventiva y curativa para una forma de vida saludable.

La OMS , Organización Mundial de la Salud

Reconociendo que la mejora de la dieta y la promoción de la actividad física representan una oportunidad única para elaborar y aplicar una estrategia eficaz que reduzca sustancialmente la mortalidad y la carga de morbilidad mundiales, adoptó en mayo de 2004 la "Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud".

En la actualidad, sigue sosteniendo que la dieta saludable y la actividad física suficiente y regular son los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida.

Las dietas malsanas y la inactividad física son dos de los principales factores de riesgo de hipertensión, híper glucemia, hiperlipidemia, sobrepeso u obesidad y de las principales enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes.

Comer más despacio y más verde cada día

(Ecoticias.com – 2/10/09)

Una de las manifestaciones más visibles de cualquier estilo de vida verde es precisamente comer alimentos naturales e ingerirlos en forma lenta.

El movimiento Slow Food cada vez cuenta con más adeptos.

Se fundó en 1989 para compensar la creciente hegemonía de la Fast Food. Miembros de la organización explican que "el movimiento Slow Food” trabaja para reconectar a las personas con los alimentos que consumen.

No hay nada de lento en este movimiento que ya cuenta con más de 83.000 miembros en 122 países. Entre sus objetivos está la activación de grupos de presión para la inclusión de las preocupaciones de la agricultura ecológica dentro de la política agrícola, en contra de la financiación pública de la ingeniería genética, y también lobbies contra el uso de plaguicidas.

Los europeos tienen en cuenta el ‘eco impacto’ de sus compras.

(Econoticias.com 11/12/09)

Los productos ecológicos han calado hondo entre los consumidores europeos. Como prueba, una encuesta del Euro barómetro de la Comisión Europea revela que en la actualidad, cuatro de cada cinco personas tienen en cuenta las repercusiones en el medio ambiente de los productos que compran. Casi la mitad de los encuestados opina que una combinación de impuestos mayores sobre los productos perjudiciales para el medio ambiente y ventajas fiscales sobre los llamados “verdes” promovería mejor la producción de artículos y servicios ambientalmente saludables. Así mismo, ha recibido un fuerte respaldo el etiquetado obligatorio de la huella de carbono y que los comerciantes minoristas fomenten los productos sostenibles.

Según Stavros Dimas, comisario de Medio Ambiente de la Unión, “la batalla contra el cambio climático debe lucharse en todos los frentes, con la contribución de todos los europeos. No es algo que sólo incumba a las empresas y a los gobiernos, sino que los consumidores también tienen algo que aportar. Al comprar productos respetuosos con el medio ambiente y el clima, cada cliente manda una señal correcta a los productores,

que responden, a su vez, fabricando más productos respetuosos”.

Estadisticas Mundiales del consumo de productos orgánicos.

Argencert 20/03/09

Hoy el mundo cuenta con 32.2 millones de hectáreas certificadas orgánicas manejadas por 1.2 millones de agricultores, incluyendo pequeños productores ( 2007) en 141 países.

La Argentina vuelve al 2º lugar del mundo en numero de hectáreas certificadas, pero además se incorpora entre los 10 mayores productores con Brasil ( 3ª país mundial) y a los EEUU. Otro país destacado por el aumento en desarrollo orgánico es India.

Por su parte, China bajó a 1.55 millones (problemas de escándalos por alimentos para mascotas). Por continentes lideran Oceanía, Europa y Latinoamérica.

El 97% de los consumidores están concentrados en Europa y Norteamérica, y los productores y exportadores en Asia, Latinoamérica y Australia. Aclaró Amarjit que el consumo ”no es global,” porque estos países tienen mejor educación, mayor ingreso per capita y pueden pagar productos más caros.

El país mas afectado por la crisis es Inglaterra. Sin embargo continúa creciendo en el consumo de productos frescos.

La crisis global afectará al poder de compra de los consumidores, quienes preferirán consumir “local + orgánico” en combinación con otros productos diferenciados como “Fair Trade” (mercado justo, éticos, eco-social, etc), envases ecológicos, mientras que otros preferirán marcas propias y con buena comunicación del producto.

Días de Huerta

a través de su página web recibe gran cantidad de consultas de consumidores sobre proveedores de vegetales y frutas orgánicas. Por eso alentamos a quienes tienen espíritu emprendedor a sumarse a la producción de alimentos orgánicos.

Que cada vez seamos más los que elegimos para nosotros y nuestras familias alimentos sanos, libres de pesticidas y desde nuestro lugar sugerimos a los productores agropecuarios que hagan un uso respetuoso de la tierra.

Nuestra especialización técnica involucra la responsabilidad de trabajar para el beneficio de nuestros clientes, promoviendo el cultivo, la producción y el consumo de alimentos sanos y contribuyendo al desarrollo sustentable en equilibrio con el medio ambiente.

Copy Right Días de Huerta 2011.